SPAC: Un vehículo idóneo para las empresas de energías renovables

El fuerte resurgir de las SPAC (Special Purpose Acquisition Companies) que vimos en 2020, se ha amplificado en el primer trimestre de 2021, en el que nada menos que 298 SPAC han salido a las bolsas americanas, superando la cifra total de 248 cotizadas en 2020.

Las SPAC son compañías carcasa sin un objeto especial específico que salen a cotizar con el objetivo de fusionarse con una empresa privada, la cual, tras dicha fusión, pasará a estar cotizada en un mercado de valores. Aunque en el momento de salir al mercado estas compañías pueden no tener identificada una empresa objetivo, el perfil del promotor de la SPAC, generalmente algún profesional de reconocido prestigio en el mundo empresarial, determinará el sector de interés por parte de la SPAC.

Tamaño medio de las cotizaciones de SPAC y distribución sectorial de las empresas fusionadas (millones $)

Fuente: NYSE, data-insights on SPAC growth and sector trends

El sector tecnológico ha sido con gran diferencia el más demandado a la hora de cotizar una SPAC, en términos de numero de listados y tamaño de operación. 

No obstante, en los últimos años, uno de los sectores en el que la demanda inversora ha sido mayor es el sector de las energías renovables con un total de inversiones de $2,2 billones en los últimos 5 años. Ello es debido al cambio de paradigma surgido en nuestra sociedad ahora enfocada, más que nunca, en los factores medioambientales, sociales y de buena gobernanza corporativa. Estos han cobrado, si cabe, más relevancia con la aprobación de la agenda 2030, en la que uno de los objetivos primordiales es la preservación del planeta mediante el uso de fuentes de energía que no deterioren directa o indirectamente el medioambiente.

Inversión en transición energética mundial, 2004-2020

Fuente: Bloomberg NEF

Las fuertes necesidades de capex en las que incurren las empresas renovables hacen que la captación de capital para financiar sus proyectos sea un ingrediente esencial para la viabilidad de las mismas. Y es aquí donde las SPAC, como vehículo de aportación de capital a empresas en crecimiento, pueden jugar un papel relevante, a través de la fusión con compañías de energías renovables privadas.

Entre todas las OPVs que tuvieron lugar en 2020 en el mercado americano, destacaron 7 SPAC  dedicadas específicamente a las energías limpias, que fueron capaces de captar más de 2.100 millones de dólares de capital. En los últimos meses del año, otras cuatro SPAC de energías limpias presentaron su solicitud de salida a bolsa, con el objetivo de recaudar otros 1.300 millones de dólares. 

En cuanto a algunas operaciones vistas en el sector, podemos destacar la OPV de Nikola Corporation en el mercado Nasdaq Global Select Market (Ticker: NKLA), la cual nació el 4 de Junio de 2020, tras una fusión entre dicha compañía y la SPAC VectoIQ Acquisiton Corporation, liderada por el directivo de General Motors Stephen Grisky. Esta fusión fue valorada en 3.3B$, la operación más grande del año en el sector. 

Otra compañia del sector que ha decidido fusionarse con una SPAC es ReNew Power Private Limited. La transacción consolidará la posición de ReNew en la generación de energía solar y eólica en el mercado indio, financiando las oportunidades de crecimiento a medio plazo, así como reduciendo su nivel de deuda. En este caso, la SPAC que ha decidido fusionarse con la compañía objetivo es RMG Acquisition Corporation II, dirigida por Robert Mancini, ejecutivo de Carlyle Group. La compañía pasará a llamarse ReNew Energy Global PLC y cotizará en el mercado Nasdaq bajo el ticker RNW. Esta fusión fue valorada en 8B$ y tendrá lugar en el segundo trimestre del año 2021.

Teniendo esto en cuenta, las empresas de energías limpias que se planteen incorporarse a un mercado bursátil a través de una fusión con una SPAC deberían tener, idealmente, las siguientes características: 

  • El subsector adecuado. No todas las empresas de «energías limpias» son iguales. Por lo que el subsector de la empresa, bien sea solar, eólico, hidráulica, geotérmica, etc, deberá estar alineado con el conocimiento y experiencia previa del promotor de la SPAC en ese mismo subsector.
  • Capacidad de crecimiento. La empresa deberá tener oportunidades atractivas de crecimiento.
  • Promotor con experiencia para hacer crecer al grupo combinado. El promotor de la SPAC que absorba a la empresa privada, deberá tener experiencia en el sector, así como track record en operaciones corporativas.
  •  Un «equity story» sólido. Para mantener una base de inversores más amplia y a más largo plazo, lo ideal sería que el negocio combinado tuviera las características adecuadas (medioambientales, sociales y corporativas) idóneas para los inversores ESG.

Los tiempos venideros determinarán la magnitud del capital requerido para financiar proyectos de energía renovable, estas cifras se estiman que puedan llegar a la friolera de 22.5 billones de dólares entre 2016-2050. Esto implica una inversión anual en energía renovable de alrededor $662,000 millones, es decir el doble del nivel actual. Desde la elección de Joe Bidden como presidente de la economía más potente del mundo -EEUU- , la inclinación hacia la búsqueda de fuentes de energía renovable y corporaciones con un mayor grado de conciencia sostenible en términos medioambientales y sociales, ha aumentado en un grado superlativo. Nos gustaría citar una frase de el nuevo presidente de Estados Unidos la cual refleja la dirección hacia la que avanzaran las empresas y la economía global en el futuro próximo: «The search for empowerment of a clean energy revolution must begin now», sabiendo la expectación e interés que genera a nivel mundial.

Es hora de empoderar a este sector y que Europa reproduzca las tendencias americanas con un mayor numero de listados bajo la modalidad de SPAC, específicamente en el sector de energías renovables.