La Importancia de los criterios ESG para las Pymes

La inversión socialmente responsable (ISR) es una disciplina de inversión que se basa en los criterios ESG (Medioambiente, Sociedad, Gobierno Corporativo). Estos criterios, son un conjunto de estándares éticos, sociales y ambientales que las empresas pueden integrar en su gestión económica, atendiendo a las expectativas de los grupos de interés. Pueden abarcar todos los ámbitos de la gestión de una organización, y son, por tanto, una serie de aspectos que todas las organizaciones, independientemente de su tamaño, deberían considerar.

Es indudable, que la inversión en políticas ESG se ha convertido en una tendencia actual, y representa un pilar fundamental en el crecimiento corporativo sostenible de las empresas, así como un medio de creación de valor para sus stakeholders (accionistas, empleados, proveedores…, así como para la sociedad).

El 25 de septiembre de 2015, los países integrantes de las Naciones Unidas aprobaron por unanimidad la AGENDA 2030, en la cual se marcaban 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG) con 169 metas con la finalidad de ayudar a la sociedad y a las empresas en la implantación de medidas para conseguir un futuro más sostenible. Es vital que las empresas dispongan de una estrategia sostenible, que incorpore los criterios ESG, para así poder cumplir con los principios de desarrollo sostenible de Naciones Unidas.

La apuesta por la sostenibilidad y por la estrategia ESG, va a resultar diferencial para las empresas, y necesaria para que estas puedan garantizar su crecimiento futuro, así como su supervivencia. Aquellas empresas que logren un mayor grado de implementación de estos criterios no solo serán capaces de incrementar el valor para sus accionistas, mejorando su gestión de riesgos, anticipándose a cambios regulatorios, accediendo a nuevos mercados y a su vez contribuyendo al desarrollo sostenible de las comunidades en las que opera, sino que también tendrá un impacto positivo en su reputación e imagen de marca contribuyendo a maximizar el valor de la empresa.

Además, distintos estudios confirman que la manera en la que una compañía gestiona los factores ESG suele ser un buen indicador de su perfil de riesgo y de la calidad de sus gestores, lo cual determinará el valor de la compañía en el mercado y para la sociedad en general.

Las Pymes, (empresas con menos de 250 trabajadores), a nivel mundial representan el 90% del tejido empresarial y un 45% del empleo total. En España, estas cifras son todavía mayores representando un 99,8% y un 70% del total respectivamente. Dada la importancia de las Pymes en el entorno empresarial y su participación en las cadenas de producción a nivel global, es fundamental su adhesión a los principios ESG. 

Uno de los principales retos culturales para los gestores de las Pymes es no ver la implementación de las acciones ESG como una mera imposición por parte de las instituciones, sino como una oportunidad por parte de éstas de mejorar sus modelos internos de gestión e interrelación con sus grupos de interés. Además, el desarrollo de una cultura ESG ofrecerá oportunidades en áreas tales como la tercera edad, la inteligencia artificial, la industria alimentaria, la educación, el cambio climático, etc.

Entrando en las ventajas de la aplicación de los criterios ESG por parte de las Pymes, podemos diferenciar entre ventajas internas y externas.

En cuanto a las Ventajas Internas, encontramos:

  • Visión y Estrategia: las Pymes pueden marcar su misión y estrategia bajo el contexto de sostenibilidad, de manera explícita para sus stakeholders.
  • Sistemas de Gestión: la gestión de la Sostenibilidad y su reporting requiere sistemas de gestión que mejoren la calidad de la información, identificando oportunidades de mejora y eficiencia.
  • Fortalezas y Debilidades: actúan como indicadores adelantados de posibles oportunidades o amenazas para la empresa, permitiendo la implementación de medidas correctoras.
  • Motivación del Personal: reduce el absentismo de empleados, atrae nuevo talento y aumenta la motivación.

En cuanto a las Ventajas Externas, encontramos: 

  • Reputación y Confianza: transparencia y proactividad en la comunicación genera fondo de comercio, mejorando la imagen y reduciendo el riesgo reputacional de la empresa.
  • Atracción de Capital: la gestión y comunicación de métricas de sostenibilidad, envían una señal de buena gestión corporativa, facilitando el acceso a nuevas fuentes de financiación y a menor coste.
  • Alineamiento con Stakeholders: el aprendizaje de técnicas de buen gobierno y alineamiento con el entorno regulatorio genera confianza con los grupos de interés de la empresa.
  • Ventaja Competitiva: los clientes buscan proveedores que minimicen al riesgo social y medioambiental. Mediante el reporting y transparencia se mejora la satisfacción del cliente y, en general, de todos los eslabones de la cadena de suministro.

En conclusión, es innegable que actualmente la dirección de las empresas es hacia una mayor implementación de los criterios ESG, permitiendo que entre todos podamos conseguir un futuro más sostenible y respetuoso con el medioambiente.

Desde Fellow Funders estamos plenamente alineados con los criterios que inspiran el mundo ESG y, como entidad cuya principal actividad es la aportación de recursos financieros para favorecer la expansión de las Pymes, nuestro objetivo es conseguir que las empresas con las que trabajamos incrementen su nivel de concienciación sobre los criterios ESG, incorporándolos dentro sus estrategias y modelos de negocio.

Tags:

Write a Reply or Comment